Buscar:

Blog

adicción en casa

Según la Organización Mundial de la Salud una adicción se define como una enfermedad crónica, física y psicoemocional que crea una dependencia o necesidad hacia una sustancia (alcohol, cocaína, etc…), actividad (juego, sexo, etc…) o relación.

Las personas que padecen una adicción sufren episodios continuos de descontrol hacia el consumo, distorsiones del pensamiento y negación ante la enfermedad.

Los criterios diagnósticos más significativos en una adicción son:

  1. Fuerte deseo o necesidad de consumir la sustancia.
  2. Dificultades para controlar dicho consumo.
  3. Síndrome de abstinencia al interrumpir o reducir el consumo.
  4. Tolerancia (Necesidad de consumir más cantidad para experimentar la misma sensación)
  5. Abandono progresivo de intereses ajenos al consumo de la sustancia.
  6. Persistencia en el uso de la sustancia a pesar de percibir de forma clara sus efectos perjudiciales.

A nivel físico cerebral se producen cambios en el sistema de refuerzo natural de nuestro cerebro y donde antes obteníamos placer de conductas como comer, beber agua, dormir o sexo ahora existe un deterioro de esta capacidad llegando incluso a poder eliminarse. Ahora la fuente de placer principal es el consumo, o incluso la expectativa del mismo.

En la adicción esta variación física tiene consecuencias a nivel psicosocial: el desinterés y la falta de refuerzo de las actividades cotidianas (interacciones sociales, estudios, familia, etc…) unida al deseo de consumo y consecución de sustancia como prioridad principal, tiene como consecuencia un abandono progresivo de las actividades y relaciones que solíamos llevar a cabo en nuestra vida.

El tratamiento de las adicciones está enfocado a la desintoxicación, deshabituación y rehabilitación de la persona. A nivel psicológico se interviene en la identificación y aceptación de la las dificultades asociadas al consumo y en la re-estructuración de sentimientos, pensamientos, relaciones, rutinas y hábitos para la satisfacción vital del paciente y su independencia.

La suma de abstinencia y crecimiento personal permite a la persona rehabilitada recuperar o reconstruir su vida con la única condición de no intoxicar más su organismo, por lo que merece la pena el esfuerzo por el cambio y vivir en rehabilitación para superar la adicción.

Descubre como podemos ayudarte

Post escrito por: Vicente Pérez | Psicólogo de Ita ACUDE

No hay comentarios

Escribir un comentario

Acepto
Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
¿TE AYUDAMOS? 606671555