Buscar:

Blog

comunicación hijo adolescente

Pasos eficaces para comunicarte con tu hijo adolescente:

El entorno familiar ha de ser, ante todo, un entorno de comunicación. El conflicto es inevitable y resulta útil cuando nos permite alcanzar el objetivo de entender y manejar mejor la circunstancia que originó ese conflicto o desacuerdo.

Los momentos de crisis son necesarios e inevitables, puesto que las relaciones familiares cambian, se reajustan y se aprenden nuevas vías de interacción.

Flexibilidad

Para generar un entorno de comunicación la flexibilidad es la herramienta fundamental en el manejo de conflictos  con el adolescente y en la búsqueda de posibles soluciones alternativas. La falta de habilidades a la hora de comunicarnos con nuestros hijos es una de las principales causas que dan lugar a una mala relación.

Escucha activa

En primer lugar hay que aprender a escucharles, una buena escucha activa vale más que mil palabras.

Cuando realmente queremos escuchar, el adolescente se siente valorado, respetado, controla su alteración emocional y aprende, a su vez, a escuchar a los demás.

Con la escucha se fomenta el diálogo y él siente que le estamos dedicando nuestra atención y que realmente nos interesan sus opiniones y lo que nos manifiesta. Aunque estemos en desacuerdo o no nos guste lo que nos está contando, debemos anteponer sus necesidades y primero escuchar.

El espacio

A veces el entorno puede ser facilitador o todo lo contrario, el espacio para la escucha activa también es importante. Hay que encontrar un ambiente privado que favorezca la comunicación, donde podamos hablar con nuestro hijo en intimidad, ya que puede considerar muy molesto que se le diga o recrimine ciertas cosas en presencia de otras personas.

Empatía

Si hacemos un ejercicio de empatía y nos ponemos en su lugar sin juzgar, tratando de sentir lo que él siente nos será mucho más fácil conectar y alcanzar puntos de encuentro.

Cuando escuchamos estamos acogiendo al adolescente, respetando sus discrepancias con nosotros, acercándonos para saber lo que siente y lo que piensa. La postura, la comunicación no verbal, el asentir, la mirada, el demostrar nuestro interés, es clave para crear una confianza mutua.

Debemos evitar los reproches, buscar con el adolescente otra alternativa más asertiva, hablar en clave de sentimientos y evitar la burla. El utilizar términos peyorativos dificulta el dialogo y puede acabar por completo con la comunicación.

Refuerzo

Durante la escucha, utilizar términos como «te comprendo», «sé como te sientes» y acompañar estas palabras con gestos sinceros y emotivos ayuda al acercamiento.

Tenemos  que comunicarnos desde el refuerzo, manifestando valoraciones positivas y buscar lo positivo incluso en lo negativo «no has aprobado todas las asignaturas, pero reconozco que te has esforzado…»

En todo momento hemos de tener presente que la  adolescencia es una etapa muy sensible, pero que pasará y entre tanto aplicarnos la regla de contar hasta diez.

Marta Castro coordinadora del Programa Acude

para la revista Llámamelista

Marta Castro

Marta Castro. Coordinadora del Programa Acude

No hay comentarios

Escribir un comentario

Acepto
Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
¿TE AYUDAMOS? 606671555