Buscar:

Blog

Terapias artísticas para adolescentes con trastorno de conducta

Terapia de Arte para adolescentes.

La terapia y la utilización del medio artístico, al hilo de lo comentado en entradas anteriores, serán guiadas hacia el objetivo terapéutico en función de los observado durante las sesiones. Durante las sesiones vamos a invitar a los adolescentes, a través del arte, a explorar su vivencia estética. Lo que siente, lo que le impresiona a nivel sensitivo. Estamos en el registro del cuerpo y de la captación sensorial. «Yo Siento»= Impresión.

Dejaremos al adolescente, con ritmo propio, percibir estas sensaciones a nivel cognitivo (o mental). Cuando la impresión llega al proceso mental y se produce una respuesta podemos entrar en otro proceso observable de los mecanismos humanos; la intención. El «Yo Quiero» = Intención.

Desde esta intención, tendremos la parte de la necesidad de recursos físicos y mentales para conseguir poner en acción esta intención. El «Yo Puedo» = Acción.

Después conforme la terapia va avanzando, y el adolescente va actuando en su técnica artística, llegaremos a una producción o una obra. Esta obra es el reflejo de su capacidad de hacer: «Yo Hago»=Producción.

Esta obra de Arte del adolescente, abre una puerta a la socialización. La capacidad de situar su acción, su producción en la sociedad y darle un lugar. Son las acciones siguientes:

Terapia artística para adolescentes

Proceso de la Terapia Artística

En cada etapa de este proceso podemos potenciar o aumentar los recursos personales del adolescente.

¿Cuáles son los beneficios de la Terapia Artística?

  1. Trabajar los aspectos físicos y mentales.
  2. Favorecer la autoconfianza, gracias al conocimiento de nuevas técnicas y la intermodalidad. Ayudando al adolescente a encontrar su estilo propio fomentamos su proyección en el futuro.
  3. Reavivar la autoestima a través de la intención, de la capacidad para situarse y reconocerse en el espacio artístico, gracias a la vivencia de sensaciones agradables y la resonancia que procura en él.
  4. Optimizar la expresión o autoafirmación a través  del mejor conocimiento de su vivencia estética, de su gusto. Ampliamos su conocimiento personal y su desarrollo.
  5. Restaurar la socialización a través de la obra o del diálogo con ella. El adolescente reintegra un espacio en la sociedad y en su entorno.

 En conclusión:

El espacio de Arte Terapia es un espacio donde el ser humano esta en el centro de un proceso de relación en él mismo, (sus sensaciones, sus expresiones) y con el entorno. Sus «partes sanas» están enriquecidas por este trabajo manual expresivo y libre donde el juicio y la producción no tienen importancia si no el proceso y la facultad de vivir la liberación de tensiones a nivel no verbal.

Es un proceso de autoconocimiento y de reconstrucción desde los sentidos, la aceptación y la amabilidad, aunque dentro del proceso puede aparecer rabia, enfado y/o miedo. Es una manera no verbal, no cognitiva, de restaurar la confianza y la autoestima del adolescente.

 

Gaëtane Hermans Monitora de Terapia de Arte en el Programa Acude

Gaëtane Hermans

Monitora de Arte Terapia en el Programa Acude

 

 

 

Acepto
Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.