Buscar:

Blog

Grupo de padres Programa Acude

«No crecen los niños. Los padres también lo hacen. Por mucho que observemos qué hacen nuestros hijos con sus vidas, ellos también observan qué hacemos nosotros con la nuestra» Joyce Maynard.

Grupos de padres; sentimientos ante el ingreso.

Es natural y legítimo que los padres sientan culpabilidad por haber decidido dar el paso de programar el ingreso de su hijo o hija en un centro de tratamiento como el Programa Acude. Pero sabemos que esa no es la única emoción que se pone en juego, también la ilusión, la esperanza, la confusión, el miedo, la tristeza o la rabia pueden estar presentes. En algunos casos sienten que no han sido buenos padres o madres y, en muchos, las personas que les rodean les han hecho sentir así. La culpa es una emoción que nos paraliza y nos hace sufrir además de no ayudarnos generalmente a tomar decisiones proactivas. Nos invita continuamente a desdecirnos y dar marcha atrás en decisiones que han sido muy costosas y dolorosas.

En el marco asistencial del Programa Acude preferimos hablar de responsabilidad en lugar de culpabilidad por lo sucedido ya que la responsabilidad nos permite entrar en acción. Ningún padre o madre ha tomado una decisión de este calibre sin saber que, después de mucho tiempo de conflicto y sufrimiento, hay que realizar acciones decisivas para conseguir atenuar el sufrimiento y dolor que padecen como familia y que impacta directamente en su hijo o hija.

¿Por qué grupo de padres?

El grupo de padres del Programa Acude es un pilar importante del tratamiento. Permite aumentar el soporte emocional de las familias así como generar un espacio para la reflexión. La identificación entre pares o iguales es el primer punto anclaje de ayuda de los grupos.

En las sesiones de padres se destilará una mirada apreciativa hacia cada uno de los miembros de la familia entendiendo que las causas que han llevado al ingreso del/la menor son complejas y multifactoriales.

Promoveremos un ambiente de respeto y aceptación radical de la realidad hacia familiares, jóvenes, profesionales y compañeros del grupo.

Entenderemos que es imprescindible para la correcta consecución de los objetivos del tratamiento el desarrollo de una comunicación fluida entre todas las partes implicadas en este proceso ( hijos , padres/tutores y profesionales) que solo se puede conseguir mediante el compromiso firme de los mismos.

Se abordará la problemática familiar actual, desde el cuidado, la empatía y la afectividad, atendiendo aquellos aspectos que pudieran subyacer o emerger durante el proceso pero centrados en la búsqueda del cambio y/o de las soluciones.

Atenderemos a la parentalidad o rol de padre/madre como un punto clave del desarrollo de la identidad de la persona.

Un objetivo fundamental es el fortalecimiento del vínculo padres e hijos, que en esta problemática suele estar dañado, pero que supone un pilar esencial de la relación familiar. Es por ello que consideramos que es importante intervenir desde la cercanía y la confianza. En nuestro enfoque de los grupos de padres, son herramienta clave los aportes de  J. Bowlby  (1952) quien da por sentado que los cuidados maternos y paternos van a proveer salud mental.

Sin embargo somos conscientes de que las situaciones vividas esconden verdaderos conflictos. Ante ellos se suele promover el silencio y éste supone un riesgo para que el problema se agrave. Los grupos de padres son un espacio para airearlos y «remangarnos juntos» para remar hacia un nuevo proyecto.

¿Cómo?

  1. Responsabilizar a las familias del área que les ocupa, aumentando la posibilidad de reparar. El bienestar del adolescente depende en parte de la mirada de los padres.
  2. Salir del pensamiento de unicidad, en el que no son los únicos que tienen dificultades con sus hijos.
  3. Desarrollar sentimientos de seguridad al saber que cuentan con un lugar propio donde poder expresar sus angustias, miedos, necesidades y deseos.

¿Qué?

La terapia de grupo de padres tiene un encuadre quincenal o mensual de una hora y media de duración. Se facilita que ese encuentro sea los sábados o viernes por la tarde para que las familias aprovechen el desplazamiento desde sus ciudades de origen a la central.

El foco será atender al padre o madre más allá de la relación con su hijo y analizar el lugar que ocupa la parentalidad en la identidad de la persona. Es decir, cómo viven el ser padres , qué implicaciones ha tenido en su vida, cómo eran como hijos cómo se viven en esta posición… Cómo viven, más allá de ser padres, la situación actual y cómo repercute eso en sus vidas. Qué incidencias tiene la problemática del hijo en la vida de pareja, el proyecto profesional o vital de cada uno, etc.

Observaremos la dinámica de las interacciones en la familia y sus círculos viciosos, donde se despliegan complejos procesos que exploraremos lo más profundamente posible. Su objetivo fundamental es que a través de esta intervención, se potencie la capacidad de los padres para darse cuenta de los sentimientos de los otros, especialmente de sus hijos, de entender sus propias reacciones y las dinámicas interpersonales .

Los espacios con padres en terapia familiar o en grupo de padres, así como la atención a los chicos tendrá en cuenta este modelo de complejidad. Nos dedicaremos con afecto a promover la curiosidad de cada miembro de la familia para que conozca qué aportaciones hace para que el problema se mantenga.

Mover una pieza no cambiará todo el paisaje pero se podrán reeditar puzles diferentes.

Dr. Jose Andrés Sánchez Pérez Psiquiatra Programa Acude

 Dr. Jose Andres Sanchez Pérez.

Dr. Jose Andrés Sánchez Pérez Terapia de grupo de padres Programa Acude

 

¿TE AYUDAMOS? 606761555